Una despedida

Llegó el día que tanto temía,

recibí la llamaba que anunciaba tu partida.

Pude haber hecho más,

pero me quedé en silencio,

esperando lo que precedía.

 

Te escribo las palabras

que por cobardía escondía;

lamento que te hayas ido

sin una despedida.

 

He olvidado los recuerdos

que en el pasado te compartía,

se fueron contigo

porque yo no los guardaría.

 

Te agradezco por el cariño y la compañía,

me enseñaste con sinceridad

lo un “te quiero”, valía.  

 

 

Dedicado a un ser humano excepcional, que era sinónimo de perseverancia y amor. Jamás pensé en escribir estas palabras; es mi forma de decirle adiós, y lo mucho que atesoraré haberlo conocido.

-María Sofía de Lourdes.

 

|Portada: Freepik|

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s