Inocente y soñadora

¿No les ha pasado que aman tanto a una persona, que lloran por eso?

Aunque esa persona te haga sufrir, tú sigues a su lado, porque conoces más de él que de ti, amas sus errores y sus virtudes… luego decides tomarte un respiro y te sientes culpable.

Culpable, porque sigues poniéndolo a él, antes que a ti. Sabes que no es perfecto, pero te acostumbraste a su compañía, su risa, sus besos y su cuerpo; es lo único que conoces.

El primer paso nunca es fácil, pero con él… con él no solo caminaste, corriste y te perdiste en el camino.

Inocente y soñadora, admirabas lo bueno y sobre todo lo malo; le diste todo, aunque llegaste a sentir que era en vano.

Lamento que no te hayas dado la oportunidad, mereces ser feliz y no dormir, para dejar de llorar.

Te dedico estas letras, para que recuerdes que no estás sola; espero que un día mires atrás y admires lo que fuiste, porque eso te hace quién eres hoy: inocente y soñadora, con ganas de comenzar su propia historia.

 

 

María Sofía de Lourdes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s