Nuestro niño interior

El tercer domingo de julio en Panamá, se celebra el Día del Niño; fecha que me hizo recordar con mucha ilusión cuando era niña. Tal vez pensemos que ya no tenemos nada que ver con aquel niño que alguna vez fuimos, pero siempre queda una parte importante del mismo, dentro de nosotros.

Nuestro niño interior, hace referencia a todas las emociones que experimentamos en la infancia y que sin ser conscientes nos acompañan de adultos. Representa nuestra parte creativa, inocente, espontánea y soñadora.

Cuando estaba pequeña, una canción y un beso de mi mamá podía hacer “desaparecer” un malestar, o pensaba que mi papá tenía “súper fuerza”. ¿Les ha pasado? Lamentablemente durante el proceso de crecer, guardamos eso que nos hace ser niños, para adaptarnos y cumplir con lo que espera la sociedad.  

Pero obviamos que entre tantas preocupaciones y responsabilidades “de adultos”, rescatar nuestro niño interior no significa inmadurez, es una forma de reflexión y crecimiento personal.

¿Qué pasa cuando nos conectamos con nuestro niño interior?

  • Rescatamos la alegría, la creatividad y la imaginación.
  • Nos permitimos ser espontáneos.
  • Reencontramos la ilusión.
  • Exploramos nuestras emociones.
  • Somos curiosos.

Abraza a tu niño interior, date la oportunidad de sanar viejas heridas, date permiso de reencontrarte con eso que tanto disfrutabas hacer y recuerda que nunca es tarde para soñar.

Para reflexión: ¿qué admiras de tu niño interior?

María Sofía de Lourdes.

4 comentarios en “Nuestro niño interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s